Home / Jarrones Chinos / «Hay quienes prefieren estar peor mientras no vuelva Cristina»

«Hay quienes prefieren estar peor mientras no vuelva Cristina»

En diálogo con La Verdad No Se Mancha, el sociólogo y director de FLACSO Argentina, Luis Alberto Quevedo, también analizó la incorporación de Sergio Massa al Frente de Todos, quien, a su juicio, más que aportar votos, “ordena el escenario".

Quevedo habló con La Verdad No Se Mancha y sostuvo que «hay una sobredeterminación cultural por sobre la económica en la que hay quienes prefieren estar peor económicamente mientras no vuelva Cristina».

En ese sentido, de cara a las elecciones que se avecinan, consideró que el espacio público mediático será “muy intenso y agresivo”, amén de que “muchas de las operaciones pensadas por el Gobierno serán llevadas a cabo por periodistas afines”.

 Por otra parte, el sociólogo hizo referencia a las incorporaciones de Sergio Massa, al Frente de Todos, y de Miguel Ángel Pichetto, al Frente Juntos con el Cambio.

 “Pichetto tiene más un valor simbólico que un valor de votos. Le agrego una novedad, que para mí tiene su parte negativa, que es poner a un peronista de la vieja política. Y que lejos de renovar ese espacio, lo deja en el campo de las operaciones políticas más clásicas”.

 En línea similar, estimó “interesante lo de Alberto Fernández”, porque “él tampoco tiene votos, esos votos los tiene Cristina.

 Y, agregó, “la incorporación de Massa viene a sellar algo como “reducción de daños” donde más que aportar votos, ordena el escenario”.

Fuente: La Verdad No Se Mancha – FM La Patriada.

También podés ver...

La narrativa de Luciana Sousa en El último lector

En la madrugada de FM La Patriada, Seba Ronchetti comparte un fragmento de la novela Luro, de la joven escritora argentina. "El silencio del otro lado de la puerta es total. Soy la única cosa viva que se mueve en el espacio. Tres perros duermen a la sombra de los camiones, dispersos, y estoy tentada de tirarles el balde encima, pero me sorprende un calambre en el vientre que me obliga a detenerme unos segundos a pleno rayo del sol. Me acaricio la panza que asoma por debajo de la camisa y sigo".