Home / Programas / No vuelven más / «Hay que terminar con prácticas de espionaje ilegal»

«Hay que terminar con prácticas de espionaje ilegal»

El fiscal federal, Federico Delgado, se expresó en torno a los espionajes de la AFI bajo el gobierno de Mauricio Macri. En ese sentido, aseguró que le "sorprende la magnitud" y no "la práctica", ya que "tiene que ver con un formato social que funciona en Argentina desde hace mucho tiempo".

Federico Delgado, fiscal federal, habló sobre los espionajes de la AFI bajo la gestión de Mauricio Macri y se pronunció acerca de los anuncios del Presidente Alberto Fernández sobre la intervención y consecuente expropiación de Vicentin.

«El espionaje es un problema en sí mismo para cualquier alternativa democrática, porque es el espacio en el que el Estado se permite trabajar al margen de la ley, supuestamente para resolver amenazas que ponen en juego la integridad de la Nación», aseguró el fiscal.

Eso, explicó, «ya es problemático, porque trabajan en el secreto y porque había una clausula, que felizmente ya no existe, que permitía que jueces y fiscales convocaran a los servicios de inteligencia como si fuesen policías para que colaboraran en las investigaciones».

Además, el fiscal enfatizó que le «sorprende la magnitud» y no «la práctica», ya que, dijo, «tiene que ver con un formato social que funciona en Argentina desde hace mucho tiempo, que tiene como premisa que cualquier corporación que toma los roles del gobierno puede usar algunas instituciones con fines personales».

Federico Delgado aseguró que «el espionaje se convirtió en un insumo más al que recurrían quienes tenían que tomar decisiones, pisoteando un montón de derechos constitucionales».

Y ahora lo que «estamos viendo es que gran parte de la información ilegal que se utilizó tenia que ver con que buscaban la cobertura de algunos jueces», añadió.

«Los servicios trabajando como auxiliares de la justicia es algo que no se puede hacer más. Se espiaba gente solamente por razones ideológicas», sentenció.

En esa línea, el fiscal Federico Delgado manifestó su miedo a que «esto se transforme solo en una causa judicial. Creo que uno de los problemas básicos en Argentina es que los dirigentes en su conjunto  han despojado las normas de contenido ético y moral».

En ese sentido, comentó que existe la necesidad de «terminar con la práctica de espiar a personas de manera ilegal», lo cual «requiere un compromiso moral».

«El espionaje es un problema en si mismo para cualquier gobierno democrático. No hay que perpetuar un sistema que se alimente de la impunidad», expresó.

En torno a los anuncios del presidente Alberto Fernández sobre la intervención de Vicentin, Delgado opinó que «vamos a ver un montón de cosas que nos parecían inusuales hace un tiempo».

Y eso, «básicamente porque estamos en un momento del mundo donde se desintegró un orden instituido desde hace muchos años», concluyó.

 

 

Fuente: No Vuelven Más – FM La Patriada. 

También podés ver...

Caso Facundo Castro: «Tenemos tres testigos que vieron cómo lo levantan y lo meten en una camioneta»

Leandro Aparicio, abogado de la familia de Castro, contó que esa secuencia que informan los testigos, y que ocurrió a 5km de donde detienen por primera vez a Castro, "es omitida y negada por la policía".