Home / Noticias / El regreso de Evo a Bolivia, una "emoción permanente"

El regreso de Evo a Bolivia, una "emoción permanente"

El dirigente sindical, Daniel Catalano, habló desde La Quica sobre el regreso de Evo Morales a su patria. El presidente Alberto Fernández viajó a esa ciudad jujeña para despedir al líder boliviano y fue acompañado por Felipe Solá, Eduardo "Wado" de Pedro, Gustavo Béliz, Elizabeth Gómez Alcorta y Eduardo Valdés.

Evo Morales, junto con Alberto Fernández en la última cena en La Quiaca.

El secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, conversó con FM La Patriada sobre el regreso del expresidente boliviano, Evo Morales, a su patria, un año después de haber sido derrocado por un golpe de Estado, tras el que inició un exilio primero en México y luego en Argentina.

Desde la ciudad jujeña de La Quiaca, donde partía la caravana del regreso de Evo Morales a su país, Catalano contó que hay un estado de "emoción permanente".

"Es impresionante lo que generan estos dos hombres que han transformado la realidad de Bolivia", dijo el dirigente gremial, también en referencia al exvicepresidente, Álvaro García Linera.

El presidente Alberto Fernández viajó a La Quiaca para despedir el líder boliviano y fue acompañado por el canciller, Felipe Solá; por el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; por el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; por la ministra de Mujeres, Género y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta; y por el diputado Eduardo Valdés. 

Catalano también relató que estaba previsto que todes crucen con Evo Morales hacia la ciudad limítrofe de Villazón, para después volver al lado argentino.

Fuente: Todos en Cuero - FM La Patriada. 

También podés ver...

El paso de "El Diez" por Argentinos Juniors: "También soñaba con salir campeón de octava" del club

El responsable del Departamento de Historia de Argentinos Juniors, Javier Roimiser, habló de Diego Maradona y del primer club del mejor jugador de la historia. Maradona llegó a Argentinos Juniors con apenas 8 años y Francisco Cornejo, su mentor, fue "la guía necesaria para alguien increíble".