Home / La Gaceta / Diario de Esther, 1947. Manuel Puig

Diario de Esther, 1947. Manuel Puig

Ahora que los pobres tenemos nuestro diario, sus múltiples páginas la expresión de nuestro líder, en una palabra encerrado el corazón de un pueblo… ¡Perón!, en un año que eres presidente no caben en las páginas de cada día de todos los meses de este año de periódicos las cosas que has hecho por nosotros.

«Ahora que los pobres tenemos nuestro diario, sus múltiples páginas la expresión de nuestro líder, en una palabra encerrado el corazón de un pueblo… ¡Perón!, en un año que eres presidente no caben en las páginas de cada día de todos los meses de este año de periódicos las cosas que has hecho por nosotros… y sin embargo caben en tu corazón ¡juguetes para tus niños! todos los niños desvalidos del territorio nacional, ¡leyes para tus obreros! que no hay de ser ya humillados, ¡auxilios para los cargados de años y los cargados de penurias! mi pobre padre, y su universo pequeño, de casa a la fábrica y de la fábrica a casa y un partido de barajas el sábado a la noche frente a una grapa: mi padre es un hombre de verdad y una grapa no pone más que una chispa en sus ojos, que un día aciago fueran transidos por el dolor…» (La traición de Rita Hayworth, de Manuel Puig)

 

 

También podés ver...

Mucho más que divisas

El crecimiento de los consumos culturales a través de una economía de plataformas innegablemente concentrada a escala global tiene un fuerte impacto tanto en el pluralismo de contenidos como en salida de divisas. La soberanía digital es una materia pendiente que empieza a generar debates.