Home / Programas / Métodos Poco Claros / Debate presidencial: «El reglamento fue consensuado por los equipos de campaña»

Debate presidencial: «El reglamento fue consensuado por los equipos de campaña»

Según Carlos March, vocero del debate que tendrá su primera emisión el domingo 13 de octubre y del que participarán los 6 candidatos presidenciales, los equipos "coincidieron en que los moderadores sean sometidos a elección por la Cámara Federal".

El vocero habló con FM La Patriada sobre el debate presidencial que se viene y comentó cuáles fueron los criterios que se tuvieron en cuenta para la elección de los moderadores.

En ese sentido, dijo que se pensó «que los periodistas fueran de medios de comunicación no sólo de la Ciudad de Buenos Aires, (en) la cuestión de género, que tuvieran experiencia en conducción de programas en vivo y con experiencia en conducción de programas con masividad».

También agregó que «los 6 equipos de campaña coincidieron en que los moderadores sean sometidos a elección por la Cámara Federal».

Consultado sobre la actuación de los moderadores en el debate, March explicó que «el rol de ellos va a ser muy limitado para que los candidatos tengan libertad» y aclaró, asimismo, que «si se van de libreto serán multados», una penalización que se estableció en la suma de $200.000″.

También contó que dentro de las reglas está pactado el tiempo de cada orador, «el candidato que se extienda se le cerrará el micrófono directamente».

Para finalizar, March despejó las dudas sobre el perfil ideológico de los periodistas electos; «desde los camaristas, no creo que haya habido inducción alguna».

«Los medios y los diferentes equipos de campaña fueron los que presentaron los nombres de los moderadores», completó.

Fuente: Métodos Poco Claros – FM La Patriada. 

También podés ver...

Felipe Pigna, la lealtad y los comienzos del peronismo

El historiador repasó con FM La Patriada la emergencia de un acontecimiento que marcó un antes y un después en Argentina, con poderosos efectos en el presente, y también inscribió al programa político-económico de Mauricio Macri en el proyecto de la histórica derecha autoritaria y hostil con los sectores populares.