Art. 38.- La propiedad privada tiene una función social y, en consecuencia, estará sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien común. Incumbe al Estado fiscalizar la distribución y la utilización del campo e intervenir con el objeto de desarrollar e incrementar su rendimiento en  interés de la comunidad, y procurar a cada labriego o familia labriega la posibilidad de convertirse en propietario de la tierra que cultiva.

“La función social de la propiedad, el capital y la actividad económica"

Art. 38.- La propiedad privada tiene una función social y, en consecuencia, estará sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien común. Incumbe al Estado fiscalizar la distribución y la utilización del campo e intervenir con el objeto de desarrollar e incrementar su rendimiento en  interés de la comunidad, y procurar a cada labriego o familia labriega la posibilidad de convertirse en propietario de la tierra que cultiva. (…)

Art. 39.- El capital debe estar al servicio de la economía nacional y tener como principal objeto el bienestar social. Sus diversas formas de explotación no pueden contrariar los fines de beneficio común del pueblo argentino.

Art. 40. - La organización de la riqueza y su explotación tienen por fin el bienestar del pueblo, dentro de un orden económico conforme a los principios de la justicia social....”

(Constitución de la Nación Argentina, 1949).

También podés ver...

No toda es vigilia la de los ojos abiertos

La investigadora Carolina Ré nos invita a una reflexión sobre la experiencia neoliberal del tiempo a partir de la pandemia. La crisis que provoca la interrupción de los tiempos "normales" del tardo capitalismo, y su capacidad de revelar las alianzas entre hiperexplotación y autoritarismo que acechan en el tan ansiado y, en ocasiones, violentamente exigido regreso a la "normalidad".